Nuestra Historia

 

Los orígenes de la lámina POP se encuentran en un juego de lógica simple y conocido. El objetivo, soportar el peso de una botella en un billete de un dólar. La respuesta es simple. Cuando el billete de un dólar se pliega en zigzags (parecido a un acordeón) crea una membrana estructural, capaz de sostener una botella. Cuando su esposa le presentó este juego, a Pablo le fascinó el concepto. En el taller, comenzó a ver las olas del billete de un dólar en materiales comunes como láminas de zinc, láminas de acero galvanizado y otros aceros inoxidables, conocidos en Guatemala como láminas. El desarrollo cuidadoso de este principio básico ha permitido que la membrana estructural se amplíe y sea capaz de soportar estructuras muy pesadas.

Picture1 (1).jpg
Picture2 (1).jpg
Picture3 (1).jpg

A partir de este descubrimiento, Pablo desarrolló su propio sistema de construcción, Lamina POP, fundado en 2004. Pablo fue responsable de la construcción de varios proyectos utilizando el sistema Lamina POP, incluidas escuelas, viviendas sociales y viviendas para huéspedes en su propia tierra.

 

Después de una larga batalla contra el cáncer, Pablo falleció tristemente en 2014. Desde entonces, su hijo Sebastián ha llevado adelante el proyecto, con la orientación de Alberto Barba.